CHA denuncia que la próxima semana se cumplirán nueve años consecutivos desde la última reunión del “Patronato del Archivo de la Corona de Aragón”

Spread the love
El próximo 20 de enero de este año se cumplirán exactamente nueve años consecutivos desde la primera y única reunión del Patronato del Archivo de la Corona de Aragón. Y es que desde esa fecha de 2007 nunca más se ha convocado este Patronato. 
CHA considera que todos los Gobiernos del Estado tendrían que haberse comprometido con este Patronato para estudiar los mejores modos y maneras para fomentar la preservación, conservación y difusión de estos fondos. “Tendrían que haber impulsado en este tiempo la relación e intercambio de carácter técnico e histórico con otros archivos, por ejemplo”, aclara Gregorio Briz, portavoz CHA en las Cortes. “No se ha cumplido tampoco lo establecido en la norma que lo regula referido a que el pleno del Patronato -compuesto los representantes de los Gobiernos de  Aragón, Valencia, Baleares y Cataluña, que formaban parte de la antigua Corona de Aragón” y también por un delegado del Gobierno del Estado- debe reunirse al menos una vez cada año”. 
El Patronato fue fruto de veinte años de reclamaciones a las peticiones interpuestas al Gobierno de España, por parte de los sucesivos Gobiernos de Aragón, Valencia y Baleares para coparticipar en la gestión del archivo, de propiedad estatal, con sede en Barcelona. 
Recordamos que la la última respuesta oficial del Gobierno de España sobre el Patronato fue a raíz de una pregunta del diputado de CHA por la Izquierda de Aragón, Chesús Yuste, en noviembre de 2013. En ella se decía que “el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte tiene previsto instar una nueva designación de representantes, con el fin de que se pueda lograr un funcionamiento ordinario del Patronato”. “Y han incumplido su palabra también”, concluye Briz.   
La propia web oficial del Archivo de la Corona de Aragón indica que “tiene como finalidad custodiar, conservar, organizar y difundir la documentación que, procedente de diversas instituciones, ha ido acumulando en sus depósitos desde hace siete siglos, perteneciente hoy al Patrimonio Histórico”. El archivo fue creado como decisión soberana de Jaime II de Aragón, en 1318. Tuvo durante siglos la consideración de Archivo Real, propiedad estricta del monarca, y hasta 1770 estuvo alojado en el Palacio Real de Barcelona. Junto con las escrituras referentes al Patrimonio Real, se custodiaron allí los documentos de gobierno y justicia, y entre ellos las series de registros de la   Cancillería. Ante el crecimiento de la complejidad de la oficina, en 1346 el Rey nombró a su primer archivero, con este preciso nombre, y en 1384 le dio normas prácticas sobre la incumbencia de su cargo, según relata la citada web.