CHA lamenta los vaivenes del Gobierno de España y rechaza una recentralización fiscal tras la supresión del impuesto de Patrimonio en Andalucía y Madrid

Spread the love

Joaquín Palacín reclama “medidas para combatir el irresponsable dumping fiscal que practican estos dos gobiernos del PP” y defiende el autogobierno como “la herramienta que nos permite reforzar el sistema, sanitario, educativo y social aragonés”

El presidente de Chunta Aragonesista, Joaquín Palacín, ha calificado de “profundamente desafortunadas” las declaraciones del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en las que “ha defendido centralizar impuestos para evitar el despropósito de que las comunidades autónomas compitan entre sí en materia fiscal”, tras conocer la decisión de la Junta de Andalucía de sumarse a la Comunidad de Madrid en la supresión del impuesto de Patrimonio.

Palacín se ha mostrado de acuerdo con el ministro en que “la eliminación de este impuesto es una medida extraordinariamente regresiva justo en un momento en lo que se requiere es hacer políticas redistributivas para las personas más vulnerables por los efectos de la inflación”.

Sin embargo, el presidente de CHA considera que “el irresponsable dumping fiscal que practican dos gobiernos autonómicos del Partido Popular” no debe ensombrecer el buen trabajo fiscal que se está realizando en territorios como Aragón, donde “es precisamente el autogobierno la herramienta que nos permite tomar las mejores decisiones para nuestra gente y reforzar todo el sistema público aragonés, sanitario, educativo y social”.

En este sentido, Joaquín Palacín ha recordado al ministro Escrivá la importancia de “tomar medidas contra este dumping fiscal que practican algunas CCAA”, pero también de “abordar la reforma del sistema de financiación autonómica y avanzar hacia un nuevo modelo que tenga en cuenta la realidad territorial y demográfica de nuestra comunidad”, dejando de lado “las continuas disputas políticas entre PP y PSOE, en las que siempre sale perdiendo Aragón”.

“El modelo actual es insuficiente para atender las necesidades esenciales de Aragón, tanto para los servicios públicos básicos, como la sanidad, la educación y las políticas sociales, pero también para disponer de una capacidad real de apoyo al tejido productivo, con el objetivo de generar empleo estable y de calidad en Aragón”, ha finalizado.