CHA muestra su preocupación por el giro a la derecha y antiaragonés del Ayuntamiento de Huesca

Spread the love

CHA quiere mostrar su preocupación por el evidente giro a la derecha y antiaragonés del equipo de gobierno municipal (PSOE) y del Ayuntamiento en su conjunto. 

Y es que nos preocupa que al Grupo Municipal del PSOE no “le duelan prendas” por ejemplo a la hora de sumar sus votos junto al PP, para pedir la exención de VPA en el polígono de las harineras, e incluso apoyar a VOX para instalar una gran bandera de España en la Plaza de San Antonio, como si no fuera más que suficiente con que se cuente con una Plaza llamada Unidad Nacional, con bandera incluida y un gran número de calles en nuestra ciudad con nombres y referencias a franquistas y golpistas. Por ello proponemos desde ya, y no reblaremos hasta conseguirlo, que se erija en la parte alta del cerro de San Jorge, una gran bandera cuatribarrada, símbolo de todos los aragoneses y aragonesas, como reconocimiento a los casi 1.000 años que Huesca forma parte de Aragón. 

Para Sonia Alastruey, miembro del Consello Nazional de CHA y Vicesecretaria del Alto Aragón, “apartado especial merece la derecha y ultraderecha española de nuestra ciudad (PP, Ciudadanos y VOX) que unieron ayer votos para solicitar la retirada de los carteles con la denominación de Huesca en aragonés, Uesca, que se situaban en las entradas de la ciudad, y veinticuatro horas después de este vergonzoso acuerdo, han sido retirados, con una rapidez que ya nos gustaría tuviera el Alcalde de Huesca para otro tipo de asuntos”. 

“Que PP, Ciudadanos y VOX hayan solicitado la anulación de la declaración del municipio de Huesca/Uesca como zona de utilización histórica predominante de la lengua aragonesa, supone una aberración cultural, un ataque a nuestro patrimonio lingüístico y a la lengua privativa de Aragón, aunque recordamos que es el Gobierno de Aragón quien tiene la potestad de este tipo de declaraciones, previa audiencia de los ayuntamientos afectados, en base a la Ley 3/2013 de 9 de mayo, que impulsó el PP”, ha afirmado Alastruey. 

“Es hora de responder a estos ataques a nuestra lengua privativa, a nuestros topónimos, a nuestra historia y a nuestra dignidad como oscenses y aragoneses, es hora de no reblar”, ha concluido Sonia Alastruey.