CHA muestra su preocupación por la falta de mano de obra en el sector primario ante el inicio de la campaña de recogida de fruta

Spread the love

La Secretaria de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de CHA, Ana Caudevilla, ha mostrado su preocupación por las consecuencias de la crisis generada por el COVID 19 para el sector primario, concretamente para la próxima campaña de recogida de fruta. Ha explicado que “esta campaña suele requerir de miles de temporeros, cuya llegada está en serio riesgo por la limitación de movimientos en los países europeos como consecuencia del virus”.

Ha lamentado las dificultades que va a suponer para todo el sector. “Se necesitan medidas urgentes de las instituciones, especialmente del Gobierno Central, ante el inminente inicio de la campaña de recogida de cereza en las comarcas más tempranas, Bajo Aragón y Bajo Aragón-Caspe. La producción de cereza es un sector emblemático de la fruticultura aragonesa”. Recuerda además que Aragón es el principal productor de toda la Península con un volumen de 37.868 toneladas, y que se ha convertido “en motor económico e incipiente reclamo turístico de zonas rurales necesitadas de modelos económicos que fijen población”.

Para aliviar esta situación, CHA insta a las instituciones a implementar soluciones administrativas ante la necesidad de movilizar mano de obra local procedente de otras actividades económicas que se encuentran en cese de actividad, en paro o en situación de ERTE, población inmigrante con irregularidad documental a efectos de permisos de trabajo, así como estudiantes procedentes de los centros educativos que han interrumpido su actividad presencial. “También preocupan otros factores necesarios para el cumplimiento de las medidas de seguridad sanitarias, como el aprovisionamiento de EPIs y la disponibilidad de medios de transporte para acercar a los trabajadores a los puntos de recolección”, explica.

Estas medidas, según propone la Secretaria de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de CHA, deben implementarse de forma urgente, extenderse durante toda la campaña de recogida de fruta, e incluirse dentro de una estrategia global de impulso para todo el sector primario. “La producción agrícola y ganadera es parte fundamental de la economía aragonesa, como se está demostrando de una forma tan clara durante esta crisis”, ha valorado.