CHA pide al Alcalde de Huesca que tome partido para que las limpiadoras de edificios municipales tengan condiciones laborales dignas

Spread the love

Para Sonia Alastruey, candidata de CHA a la Alcaldía, “lamentablemente ya se ha tomado parte en el conflicto a través del Decreto nº 141/2023, con unos servicios mínimos que los propios sindicatos convocantes han definido como abusivos, obligando a huelguistas a incorporarse al trabajo, y es que resulta paradójico que el servicio de limpieza se considere un servicio esencial para la comunidad, pero luego permitimos que desarrollen su labor bajo las peores condiciones laborales del mercado de trabajo”

La candidata a la Alcaldía de Huesca, Sonia Alastruey, ha pedido al Alcalde de Huesca que “tome partido para conseguir que las 70 trabajadoras que limpian todos los edificios y locales municipales cuenten con un convenio laboral, y desempeñen su labor con condiciones dignas, cosa que actualmente no ocurre, lo que no les ha dejado otra salida que ejercer su derecho a la huelga desde el pasado lunes 16 de enero”.

“Lamentablemente el ayuntamiento ha tomado parte en el conflicto perjudicando la huelga laboral a través del Decreto nº 141/2023, con unos servicios mínimos que los propios sindicatos convocantes han definido como abusivos, obligando a huelguistas a incorporarse al trabajo para limpiar instalaciones deportivas o las propias dependencias del edificio consistorial”, ha explicado Alastruey.

Para la candidata de CHA “resulta paradójico que el servicio de limpieza se considere un servicio esencial para la comunidad a la hora de establecer los servicios mínimos, ya que su interrupción afectaría a derechos fundamentales como el de la salud, pero luego permitimos que desarrollen su labor bajo las peores condiciones laborales del mercado de trabajo”.

No hay que olvidar que desde el 31 de diciembre de 2017 estas trabajadoras ejercen su labor con un convenio caducado, perdiendo poder adquisitivo y cobrando un salario indigno que no llega al SMI, “las administraciones públicas son principales clientes de las empresas de limpieza y deberían preocuparse porque todas las trabajadoras y trabajadores lo hagan bajo condiciones laborales dignas, y visto la poca voluntad por la parte empresarial de cambiar esta situación, el ayuntamiento de Huesca deberá pensar a medio plazo en un proceso de remunicipalización de este servicio, tal como ya se hizo con la limpieza viaria, que supondría mejorar las condiciones laborales y la estabilidad laboral sin mayor gasto para las arcas municipales”, ha concluido Alastruey.