CHA pide la peatonalización de la Plaza San Vicente de Huesca

Spread the love

Sonia Alastruey, coordinadora de CHA-Uesca y candidata a la Alcaldía, ha explicado que “esta no debe ser una iniciativa aislada, hace falta redefinir las zonas escolares en el diseño urbano, siendo ambiciosos y poniendo por delante del tráfico la prioridad del peatón, por lo que deberían de estudiarse los entornos anexos a los colegios para crear espacios lo más libres de vehículos y por ello más seguros y más sanos, favoreciendo el encuentro de las familias en una oportunidad que se nos brinda para definir como debería ser una ciudad orientada también a la infancia, y en general más amable”

“En muchos centros escolares de nuestra ciudad existen problemas de acceso para dejar y recoger a los niños y niñas, especialmente tal como nos han trasladado las familias, en el C.P. San Vicente, donde la falta de espacio para peatones obliga a ocupar la calzada, a merced de los coches que pasan por allí, lo que provoca un caos a la hora de entrar y salir del colegio, situación paliada en parte por los cortes de tráfico de la policía local que no siempre se realizan”, ha explicado Sonia Alastruey, coordinadora de CHA-Uesca y candidata a la Alcaldía.

Desde CHA consideramos que la solución que debería adoptar sin más dilación el Ayuntamiento de Huesca pasaría por la peatonalización permanente de esta plaza, de forma que brinde mayor confort y seguridad a las familias que acuden diariamente al centro escolar, pasando a formar parte esta plaza en un nuevo espacio para disfrute de todas las y los oscenses.

“Los espacios de proximidad de los centros escolares es donde se dan los conflictos de entrada y salida, la aglomeración de gente, de coches, donde la única solución actual es la defensa con un vallado del tráfico, cuando el entorno inmediato debería de favorecer la posibilidad de prolongar la estancia de las familias en el espacio público, generando una zona de transición entre el espacio de acogida que supone la escuela y la ciudad, en una oportunidad que se nos brinda para definir como debería ser una ciudad orientada también a la infancia, y en general más amable”, ha afirmado Alastruey.

“Por ello desde CHA-Uesca creemos que esta no debe ser una iniciativa aislada, hace falta redefinir estas zonas en el diseño urbano, siendo ambiciosos y poniendo por delante del tráfico la prioridad del peatón, por lo que deberían de estudiarse los entornos anexos a los colegios para crear espacios más libres de vehículos y por ello más seguros y más sanos, que podrían pasar por ampliar las aceras en las zonas de acceso a los centros escolares, con el objeto de crear espacios seguros de encuentro para las familias y los niños y niñas”, ha concluido Alastruey.