CHA pide que se regule, mediante ordenanza municipal, el vertido de purines en el municipio de Huesca para disminuir las afecciones

Spread the love

El uso como fertilizante en campos del municipio de Huesca ha provocado olores y las consiguientes quejas a lo largo de las últimas semanas. Resulta chocante que el Grupo Municipal de Cambiar Huesca haya solicitado públicamente que se cree un grupo de trabajo con los agentes afectados, tanto ganaderos como el sector turístico, cuando han ostentando la concejalía de Medio Ambiente durante tres años en que este problema también se hacía patente. 

Desde CHA urgimos al Equipo de Gobierno a redactar una ordenanza municipal como se ha hecho en numerosos municipios para regular esta práctica y disminuir las afecciones, con el objetivo de establecer las medidas necesarias para, prevenir y corregir la contaminación medioambiental eliminando, en la medida de los posible, la negativa repercusión que en la calidad de vida de los vecinos y vecinas producen las molestias, incomodidades e insalubridades generadas por el vertido de purines y estiércol. 

Desde CHA consideramos que debe procederse al enterrado de los purines y estiércol inmediatamente a continuación del vertido, prohibiendo el mismo los viernes, sábados, domingos, festivos y sus vísperas, así como del 9 al 15 de agosto. 

David Félez, coordinador de CHA-Uesca explica que “incluso en municipios agrícolas está prohibido el vertido de purines y estiércoles durante los períodos de abundantes lluvias así como sobre terrenos de acusada pendiente, creando una zona de exclusión en una franja de 1.000 metros de anchura alrededor de los límites externos del casco urbano, y a partir de 2020 será obligatorio inyectar los purines en la tierra, medida que podría aplicarse con más inmediatez en Huesca”. 

“Medidas similares a esta deben contemplarse en una ordenanza muy importante para un municipio que debe de saber combinar el desarrollo del sector agroganadero y turístico”, ha concluido el coordinador de CHA-Uesca.