CHA propondrá que se regule, mediante ordenanza municipal, el vertido de purines en el municipio de Almudébar para disminuir las afecciones

Spread the love

El uso del estiércol y especialmente del purín como fertilizante para los campos es un uso tradicional que provoca olores desagradables y las consiguientes quejas de los vecinos y vecinas. Esta es una realidad a la que no es ajeno nuestro municipio, que cuenta afortunadamente con un sector agroganadero muy pujante. 

Son muchos los municipios que han regulado, mediante ordenanza municipal esta práctica, con el objeto de disminuir las afecciones, estableciendo las medidas necesarias para, prevenir y corregir la contaminación medioambiental y eliminando, en la medida de los posible, la negativa repercusión que en la calidad de vida de los vecinos y vecinas producen las molestias, incomodidades e insalubridades generadas por el vertido de purines y estiércol. 

Desde CHA consideramos que debe procederse al enterrado de los purines y estiércol a continuación del vertido, prohibiendo el mismo los viernes, sábados, domingos, festivos y sus vísperas, así como durante las fiestas patronales. 

En muchos municipios agrícolas está prohibido el vertido de purines y estiércoles durante los períodos de abundantes lluvias así como sobre terrenos de acusada pendiente, creando una zona de exclusión en una franja alrededor de los límites externos del casco urbano. “Y no hay que olvidar que a partir de 2020 será obligatorio inyectar los purines en la tierra porque echarlos en abanico supone que el amoniaco se volatilice y huela”, ha concluido el portavoz municipal de CHA.