CHA propone al equipo de gobierno de Zaragoza que elabore un programa específico con motivo del 60º aniversario del Galacho de Juslibol

Spread the love

CHA quiere que se aproveche la oportunidad de la conmemoración de los sesenta años de la existencia del Galacho de Juslibol para realizar toda una serie de actividades específicas, destinadas a resaltar y difundir el valor de este espacio natural.

Chuaquín Bernal, Presidente CHA-Zaragoza: “Las posibilidades que ofrece este lugar para el conocimiento de las dinámicas del río y el propio disfrute de la naturaleza, a las puertas de la ciudad, son una oportunidad que, ante un aniversario como el que se conmemora, se debería aprovechar con todo tipo de actividades, elaboradas con la participación del tejido ecologista y vecinal”.

“Es un esfuerzo necesario para seguir contribuyendo a valorar, en su justa medida, la importancia ambiental que tiene este galacho”, concluye Bernal.

Desde CHA queremos agradecer públicamente, con motivo de este aniversario, a todas las entidades, asociaciones y colectivos que han trabajado durante este tiempo para su protección y difusión de los valores naturales de este enclave zaragozano.

Esta actuación puntual debería ser acompañada por toda una serie de acciones coordinadas, entre todas las administraciones públicas implicadas, para proteger adecuadamente las diversas áreas de interés ambiental de Zaragoza, como las riberas de los ríos y el Canal o la desembocadura del río Gállego, poniendo en valor los sotos existentes, como el de Cantalobos y áreas de interés ambiental como el citado Galacho de Juslibol, el Vedado de Peñaflor, la Balsa de Larralde o la Balsa del Ojo del Cura.

Recordamos, finalmente, que galacho es una palabra aragonesa utilizada para denominar a un antiguo meandro abandonado por el cambio de cauce del río. El de Juslibol se formó tras las grandes inundaciones que comenzaron el último día del año 1960 y que continuaron durante los días posteriores, al bajar el caudal del río , en los escarpes de Juslibol el Ebro no volvió a su lecho, formándose el actual galacho.