CHA propone la inclusión del Archivo de la Corona de Aragón en el “Registro Internacional de la Memoria del Mundo”

Spread the love

La representación de CHA en las Cortes de Aragón ha presentado una proposición no de ley para su debate y votación en la Comisión de Educación, Cultura y Deportes en la que se demanda: 

“Realizar cuantas gestiones sean necesarias, en colaboración con todos los Gobiernos implicados en su gestión, para solicitar al Gobierno de España que se inicien, por parte del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, los trámites correspondientes para presentar ante la Secretaría de la UNESCO la propuesta de inscripción del Archivo de la Corona de Aragón en el denominado “Registro Internacional de la Memoria del Mundo”, como reconocimiento a su valor histórico como fondo documental”. 

Gregorio Briz, portavoz de CHA en las Cortes de Aragón: “Esperamos tener el apoyo mayoritario en las Cortes de Aragón y de este modo comenzar el proceso que culmine con el reconocimiento internacional de este legado histórico”. La parte expositiva de la iniciativa de CHA expone los motivos de esta propuesta y lo que supone su inclusión en este registro: 

“La inclusión de un bien en el Registro Internacional de la Memoria del Mundo supone el reconocimiento de su valor excepcional y su significación universal como soporte de la memoria colectiva de la humanidad”, tal y como se indica en la información que da al respecto el actual Ministerio de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de España. 

Son evidentemente más conocidos la relación existente de listados donde están incluidos, por ejemplo, los lugares declarados como Patrimonio de la Humanidad o también como Reserva de la Biosfera o la referida al Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, pero también existe una vía para reconocer, y de este modo intentar contribuir a proteger más, los elementos culturales de carácter documental que tiene por nombre «Memoria del Mundo». 

Este Registro de la Memoria del Mundo de la UNESCO es, por tanto, un instrumento que pretende identificar y destacar los testimonios documentales más importantes de la historia de humanidad y supone el reconocimiento de su valor excepcional y su significación universal como soporte de la memoria colectiva de la humanidad, tal y como se indica por parte del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. 

En este sentido, no hay duda que existe un acuerdo por parte de la comunidad científica internacional en calificar al Archivo de la Corona de Aragón, tal y como se recoge también en el Real Decreto 1267/2006, de 8 de noviembre por el que se regula su Patronato, como de “importancia y de interés supracomunitario, ya que corresponde a una de las entidades históricas fundamentales, la Corona de Aragón”. De hecho, según se indica en la propia página web de esta institución, fue “creado como decisión soberana de Jaime II de Aragón, en 1318. Tuvo durante siglos la consideración de Archivo Real, propiedad estricta del monarca, y hasta 1770 estuvo alojado en el Palacio Real de Barcelona. Junto con las escrituras referentes al Patrimonio Real se custodiaron allí los documentos de gobierno y justicia, y entre ellos las series de registros de la Cancillería. Pronto creció la complejidad de la oficina: en 1346 el Rey nombraba su primer archivero, con este preciso nombre, y en 1384 le daba normas prácticas sobre la incumbencia de su cargo”.

El citado decreto expone que “sus fondos documentales afectan al decurso histórico de territorios actualmente bajo distintas soberanías “el Rosellón, la Cerdaña, el Conflent y el Vallespir, Córcega, Cerdeña, Sicilia” y especialmente a cuatro comunidades autónomas: Comunidad Autónoma de Cataluña, Comunitat Valenciana, Comunidad Autónoma de Aragón y Comunidad Autónoma de las Illes Balears”. Y continúa afirmando que “dicho archivo constituye un patrimonio documental comunitario que requiere la atención y cuidado inexcusable del Estado y la colaboración que los Estatutos de las cuatro comunidades autónomas mencionadas han previsto”. 

Es necesario recordar que precisamente en 2018 se cumplen 700 años desde la fecha de su creación. “Por todos estos motivos, considerando el importante valor histórico y patrimonial que posee el Archivo de la Corona de Aragón, así como la necesidad de seguir incrementado su reconocimiento y protección, presentamos esta iniciativa”, concluye el portavoz de CHA.