CHA propone un nuevo etiquetado para conocer el origen y manipulación de los productos

Spread the love

CHA presentó una iniciativa en la Comisión Europea para reclamar más información al consumidor sobre el origen, el lugar de elaboración y el de envasado/empaquetado de los productos. El objetivo es completar la información a la que tiene acceso la ciudadanía sobre la procedencia de cada producto, no solo alimentario, que adquiere. Desde la Comisión Europea se responde que no se cuenta con ningún plan para mejorar el sistema de etiquetado de los productos.

Miguel Martínez Tomey, responsable de asuntos europeos de CHA, explica que la propuesta es que se incluya un código de nueve dígitos en el que los tres primeros correspondan al país de origen del producto, los tres siguientes al lugar de elaboración o manipulación y los tres últimos al lugar de envasado o preparación final.

El objetivo es especificar el origen. En estos momentos, solo unos pocos productos alimentarios, como los frescos, deben especificar la procedencia y pueden hacerlo con un genérico UE. “Son muchas las personas que quieren ser consciente del origen de los productos que consume o utiliza, por eso nos parece fundamental que se especifique toda esta información”.