CHA reclama al Gobierno de España que cumpla la sentencia que obliga a recuperar los restos de los hermanos Lapeña del Valle de los Caídos

Spread the love

Marco Negredo, secretario de Cultura e Identidad Nazional: “Durante estos seis años, los familiares de Manuel y Ramiro y la asociación AFPERV denuncian que han jugado con las familias de republicanos inhumados ilegalmente”

El secretario de Cultura e Identidad Nazional de Chunta Aragonesista, Marco Negredo, ha denunciado que, más de seis años después, sigue sin cumplirse la sentencia que reconoce el derecho de los familiares a recuperar los restos óseos de los hermanos Lapeña, fusilados en 1936 por el franquismo y enterrados en el cementerio de Calatayud, pero trasladados en 1959 al Valle de los Caídos sin la autorización de su familia.

“Durante estos seis años, los familiares de Manuel y Ramiro y la asociación AFPERV solo han recibido por parte del Gobierno de España palabras vacías y mentiras, y denuncian que han jugado con ellos y con el resto de las familias de republicanos inhumados ilegalmente en el Valle de los Caídos”, ha explicado.

Negredo ha recordado que CHA presentó una iniciativa en el Senado en mayo de 2018 para reclamar al Gobierno de España que facilitara el cumplimiento de la sentencia sobre exhumación y entrega de los restos de los hermanos Lapeña, pero el Ejecutivo siguió sin mover un dedo, y en noviembre de 2021 un juzgado de Madrid suspendió la licencia de obras concedida por el Ayuntamiento de San Lorenzo del Escorial a Patrimonio Nacional para exhumar a los hermanos Lapeña Altabás, alegando que podría causar daños irreparables.

Por estos motivos, Chunta Aragonesista ha presentado una nueva iniciativa en la Cámara Alta a través de Carles Mulet, senador de Compromís, para reclamar al Gobierno de España que se implique en el cumplimiento íntegro de la sentencia judicial que obliga a recuperar los restos de los hermanos Lapeña del Valle de los Caídos.

“Hay un mandato judicial claro para actuar en un lugar que es además patrimonio del Estado, motivos más que suficientes para implicarse decididamente, pero es que estamos hablando de una cuestión de memoria democrática, de reparación y de dignidad para esta familia aragonesa”, ha finalizado Marco Negredo.