CHA reclama dejar de utilizar el periodo de sequía que padecemos para reclamar el trasvase del Ebro

Spread the love

Joaquín Palacín, Presidente de CHA: “ Adoptar medidas tendentes a conseguir un mayor ahorro de agua, poner en marcha iniciativas más eficientes en el consumo de este recurso, tratar de evitar las pérdidas y fugas en el transporte, planificar en función de las disponibilidades hídricas reales, son algunas de las buenas prácticas que deberán incrementarse para afrontar el problema de la escasez de agua”

CHA lamenta que una nueva iniciativa parlamentaria demande impulsar el trasvase del Ebro mediante “una interconexión de las cuencas”. Concretamente se trata de una proposición no de ley, presentada ya en el registro de las Cortes de Aragón, para su debate y votación en pleno durante el próximo periodo de sesiones parlamentarias de septiembre a diciembre de 2022, por Vox.

Joaquín Palacín, Presidente de CHA: “Es tan absurdo como insolidario plantear, nuevamente, iniciativas políticas parlamentarias reclamando el trasvase del Ebro para dar respuesta a las demandas de agua de otras cuencas, máxime cuando, precisamente, estamos viviendo diferentes problemas de abastecimiento en varias comarcas de Aragón. Actuar como si no existiera aquí ese problema es cerrar los ojos a una realidad que sufrimos diariamente”.

CHA lamenta que esta reiteración del trasvase, lejos de plantear soluciones sensatas para el problema del agua, supone esquilmar los escasos recursos disponibles en la cuenca del Ebro.

CHA apuesta por desarrollar todas las líneas marcadas por la “Directiva Marco del Agua”: Impulsar la mejora de la eficiencia en el uso del agua en todos los ámbitos, desde el agrícola y el ganadero, con medidas para prevenir la desertificación y favoreciendo la modernizando de regadíos, hasta el industrial y urbano; mejorando las redes de distribución, con el objetivo de minimizar pérdidas por fugas. Hay que aplicar mecanismos para poder reutilizar más y mejor las aguas depuradas. Dentro de este ámbito se debe mejorar, igualmente, la planificación de los distintos sectores, incorporando el problema del cambio climático que va a generar periodos de sequía y escasez de agua en las diferentes cuencas. Finalmente, entre otras medidas, también consideramos necesario adoptar decisiones políticas destinadas a garantizar la calidad de las aguas para poder asegurar el abastecimiento y el riego en épocas de sequía.