CHA-Ribera Alta solicita la liberalización del peaje de la AP-68 entre Zaragoza y Tudela

Spread the love
CHA-Ribera Alta pide al Gobierno de Mariano Rajoy en funciones que liberalice, de manera inmediata, el tramo de la autopista AP-68 entre Zaragoza y Tudela, la vía paralela a la N-232 que evitaría el altísimo grado de siniestralidad y peligrosidad que sufre desde hace años. Una carretera que se ha cobrado 125 muertos y decenas de heridos en los últimos 16 años. “Los nuevos accidentes ocurridos en el tramo sin desdoblar a su paso por Boquiñeni y Pedrola, hacen necesario tomar medidas inmediatas y consideramos que la primera tiene que ser liberalizar ya el tramo de la AP-68 entre Zaragoza y Tudela mientras no se termine el desdoblamiento”, afirma Javier Estela, presidente del Ligallo de CHA-Ribera Alta. 
Además de avanzar en los trabajos de desdoblamiento de la N-232 entre Mallén y Figueruelas de una manera rápida y eficaz, el Ministerio de Fomento en funciones tiene que hacer prevalecer la seguridad por encima de todo, “ya que la falta de Gobierno va a derivar en el bloqueo para la aprobación de los Presupuestos Generales del año 2017 que puede conllevar la paralización de la obra y un retraso todavía más injustificable para una vía tan necesaria en la Ribera Alta y para todos los que la transitan, de ahí que surja una mayor necesidad en liberar el tramo de peaje”, afirma Estela. 
CHA-Ribera Alta considera insultante ver cómo los muertos se suceden en este tramo de carretera entre Mallén y Figueruelas, que es uno de los más peligrosos de toda España y uno de los que más víctimas mortales registra, sin que Madrid haga nada. “Cuando en otros sitios como en Cataluña o Navarra se liberalizan peajes de la autopista paralelos a la AP-68 o la AP-2, por eso nos gustaría saber por qué siempre hay dinero para el resto de territorios y no para Aragón”, afirma Javier Estela. 
El ligallo de CHA en Ribera Alta logró el acuerdo unánime de la Comarca para solicitar la agilización de las obras del desdoblamiento y llevó a cabo diferentes concentraciones en la propia carretera para exigir las medidas urgentes que eviten el peligro con el que conviven a diario quienes viven en torno a esta vía y quienes la utilizan.