CHA traslada al Senado el proyecto de demolición de una parte del Seminario

Spread the love

El Secretario de Estado de Política Territorial y Función Pública Víctor Francos, visitó recientemente nuestra ciudad para conocer los proyectos que aspiran a obtener fondos europeos  del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Concretamente visitó el entorno de uno de los proyectos para los que se van a solicitar estos fondos, el antiguo Seminario de Huesca, donde se pretende actuar tras derribar una parte de los edificios.

Seguramente no recibió información de esta intervención tan poco respetuosa con el patrimonio de nuestra ciudad, y de las prisas que ha manifestado el Alcalde para que la piqueta actúe dentro de tres meses en un proyecto de demolición que pretenden sea sufragado a partes iguales por Ayuntamiento de Huesca, Diputación Provincial de Huesca y Universidad de Zaragoza.

Por ello, a través del Senador de Compromís, Carles Mulet hemos registrado las siguientes preguntas en el Senado para ser respondidas por el Gobierno de Pedro Sánchez: ¿Conoce el Gobierno de España que el proyecto en el antiguo Seminario no supone la restauración y rehabilitación de todos los edificios sino que conlleva el derribo de una tercera de patrimonio histórico que data de los siglos XVI y XIX?, ¿cuál es la opinión del Gobierno de España con esta intervención tan poco respetuosa con el patrimonio?, ¿no considera el Gobierno de España que sería más conveniente una rehabilitación integral sin que parte de este patrimonio sea derribado?.

Desde CHA ya advertimos de que el Equipo de Gobierno se daría la máxima prisa para realizar la demolición de la parte que no han querido proteger y que data de los siglos XVI y XIX, no de mediados del siglo XX como han trasmitido fuentes municipales en la visita del Secretario de Estado, dentro de la estrategia de manipulación, medias verdades, falta de trasparencia y participación ciudadana, y contraviniendo los informes técnicos más solventes que prescriben el mantenimiento integral, “y es que es lamentable que se quiera llevar a cabo el derribo, sin tener confirmación de la llegada de fondos para el impulso del proyecto, parece que la prioridad es ante todo demoler, y luego ya veremos que pasa”, afirma Sonia Alastruey, coordinadora de CHA-Uesca 

Para Alastruey, “resulta poco presentable intentar conseguir fondos europeos del programa Next Generation para financiar los 14 millones con los que desarrollar un proyecto como este, que supone un atentado al patrimonio y la historia de nuestra ciudad al derribar una parte del mismo, cuando existe una alternativa más racional que debería de pasar por la recuperación y rehabilitación integral para, con nuevos usos, -algunos de los que se plantean son cuando menos cuestionables-, conseguir un edificio referencia para nuestra ciudad”.

Y es que resulta muy cuestionable la eliminación de un patio del siglo XVI que articula buena parte del interior del antiguo Seminario otorgándole sentido constructivo e histórico, y las consiguientes afecciones que se producirán en el entorno urbano al quedar modificado el aspecto general de la plaza de la Universidad y por ello del casco antiguo. Y resulta más que sorprendente que la iglesia de la Santa Cruz sea declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento, pero no se otorgue medida de protección al entorno del edificio, ni siquiera al más inmediato que, de acuerdo con la ley de Patrimonio Cultural, debería quedar afectado.

“Desde CHA consideramos que los fondos europeos deben de servir para que los 9.000 metros cuadrados del edificio del antiguo Seminario, su totalidad, sean rehabilitados, recuperados y reformados, para que deje de ser un edificio vacío, recuperando la vida en este espacio,  poniéndolo en valor al servicio de nuestro casco antiguo, la ciudad en general y sus gentes”, ha concluido Alastruey.