Dinamizar el medio rural, revitalizar Aragón

Spread the love

Joaquín Palacín, presidente de Chunta Aragonesista

El mundo rural se encuentra en una situación de fragilidad: El envejecimiento de la población, el peligro del mantenimiento y/o la dificultad de nueva creación de tejido productivo, la necesidad de una financiación justa para disponer de unos servicios públicos esenciales: enseñanza, sanidad y políticas sociales para todas la personas en todos los lugares. Igualmente podemos incluir las demandas nuevas y las ya tradicionales de infraestructuras (vitales para dar soporte socioeconómico al territorio) o la propia preservación del paisaje y del medio natural… Aspectos que conforman en conjunto una realidad tan diversa a la que debemos tratar de dar soluciones, desde la política, desde Aragón.

Y debemos hacerlo con las personas que mejor conocen el medio rural, con quienes viven en él. Son quienes saben mejor de la complejidad que tiene poder desarrollar todo un proyecto de vida para su familia, para las próximas generaciones que quieran hacer de estos lugares, su casa y paisaje.

Tenemos una tarea como sociedad: debemos dejar de utilizar, como arma de mero reproche, esta situación y focalizar nuestros esfuerzos políticos en dar respuesta a todos estos problemas, generando confianza, motivando e ilusionando.

Y es aquí, donde tenemos una labor clave, desde la acción política. Es necesario disponer de una visión de futuro, basada en las oportunidades que también existen, para erradicar todas estas tendencias negativas y/o de enfrentamiento, buscando la cooperación, la colaboración, la coordinación entre todas las administraciones públicas implicadas, desde Europa hasta los ayuntamientos, y, por supuesto, con la propia sociedad, mejorando la capacidad y calidad de las decisiones a llevar a cabo.

Por este motivo, desde la Dirección de Ordenación del Territorio disponemos, desde 2017, de una hoja ruta, pionera en Aragón: “La Directriz de Política Demográfica y contra la Despoblación”.

Línea de actuación transversal, surgida de la citada y necesaria participación ciudadana, que ha permitido asentar proyectos como la del “Fondo de Cohesión Territorial”, generador de iniciativas desde las propias realidades de cada localidad.

Igualmente, es necesario destacar la garantía del derecho a la movilidad en el medio rural que supone el nuevo mapa concesional de transporte por autobús en Aragón, dado que se aumenta hasta los 18,6 millones de kilómetros el servicio, de manera que se incrementa en un 13% el transporte entre localidades. En total, 20.000 aragoneses más se incorporan al sistema, dando servicio a 400 núcleos de población que, hasta ahora, no contaban con él.

Avanzamos hacia un nuevo sistema tarifario que resultará más barato que en la actualidad. El objetivo del nuevo mapa, impulsado por el Gobierno de Aragón, es integrar todo el transporte público colectivo de uso general, dando un servicio a todos los núcleos de al menos diez habitantes.

En esta misma línea, otro ejemplo de la acción política, tenemos la Ley de Dinamización del Medio Rural, que recientemente ha comenzado su tramitación parlamentaria en Aragón, donde se incluyen nuevas herramientas como el “Mecanismo Rural de Garantía”, el “Programa de Relevo Generacional”, o el impulso a una fiscalidad diferenciada.

En definitiva, decisiones políticas para lograr una discriminación positiva hacia el medio rural, con el objetivo de alcanzar un futuro viable para el territorio y sus gentes porque Aragón sin sus pueblos no es Aragón.