El Ayuntamiento de Andorra aprueba una moción para proteger y controlar la colonia asilvestrada de gatos

Spread the love

El grupo municipal de CHA en el Ayuntamiento de Andorra ha presentado esta moción con el fin de solucionar los problemas derivados de la presencia incontrolada de gatos asilvestrados en el casco urbano de la localidad. “Ahora el ayuntamiento podrá aplicar el método C.E.S (Captura, esterilización y suelta en su entorno) y se reconocerá a la persona que alimenta a estos animales como figura indispensable para controlar la presencia”, afirma Marco Negredo. 

CHA considera que en ocasiones la presencia de estos animales puede resultar perjudicial para la salud pública, no sólo por el riesgo de plagas, sino por actitudes individuales de ciudadanos que pueden colocar trampas y/o sustancias tóxicas o venenosas (y hasta incluso dispararles) que pueden resultar perjudiciales para otras especies (incluida la humana), además de incurrir en posibles conductas tipificadas como delito de maltrato animal en el Código Penal. Igualmente, la alimentación incontrolada de estas colonias incrementa su población y suponen riesgos añadidos para la salud pública, siendo normalmente constitutivas de sanciones administrativas por las normas municipales y/o autonómicas. Incluso es un tema que en ocasiones supone enfrentamientos entre defensores y detractores de la presencia de gatos en las vías públicas. 

“Por todo ello, con esta nueva normativa se facilitará la convivencia ciudadana, se cumplirá las normas de protección de los animales y se velará por la salud pública, al proceder a regular de forma responsable la presencia de colonias de gato feral y su tratamiento racional acorde a los valores medioambientales del siglo XXI”, afirma el portavoz de CHA. 

De esta manera, se va a regular una situación ya existente y es que las colonias de gatos que ya están siendo alimentadas de forma anónima por ciudadanos interesados en su cuidado y protección, podrían tener amparo normativo para poder desarrollar su trabajo sin riesgo de ser sancionados así como pautas de actuación concretas y ayuda material. También hay colonias descontroladas o alimentadas sin ningún tipo de control de natalidad que precisan ser supervisadas, esterilizando a los gatos con la ayuda de voluntarios y haciendo analíticas a aquellos animales cuyo estado lo aconseje.