Finalizan las obras de acondicionamiento del Camino Michans

Spread the love

Bizén Fuster ha visitado los trabajos realizados que han supuesto una inversión de 822.470 euros

El departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda ha impulsado las obras de acondicionamiento de la carretera HU-920, conocida como Camino Michans, en Altorricón. La intervención ha supuesto una inversión de 822.470 euros para mejorar tanto el firme de la calzada como todo el sistema de drenaje en un tramo de 3,1 kilómetros.

El director general de Carreteras, Bizén Fuster, ha presentado en el ayuntamiento de Altorricón las obras que se han llevado a cabo ante representantes de los ayuntamientos implicados. A la presentación ha asistido también la directora provincial del departamento, Ana Pardo.

La mejora de esta vía es una reivindicación histórica de los ayuntamientos de Altorricón, Alcampell, Tamarite de Litera y Albelda. Además, también es una petición de las empresas de la zona y las cooperativas. Fuster ha señalado que esta actuación, que ha llevado a cabo la empresa Vidal Obras y Servicios, termina con “los problemas de inseguridad vial en la carretera, en una vía que es muy utilizada por camiones pesados y por vehículos agrícolas”.

Tal y como ha explicado Fuster “las actuaciones han durado más de un año y el presupuesto se ha tenido que incrementar al detectar la presencia de agua que ha obligado a incrementar la actuación en todo lo relacionado con el sistema de drenaje”. Tal y como ha indicado “el objetivo es terminar de manera definitiva con un problema que nos estaba obligando a actuar frecuentemente con bacheos y arreglos en la vía”. El presupuesto inicial se situaba en 300.000 euros. Las obras comenzaron en mayo de 2021 y concluyeron el pasado mes de agosto.

Para solucionar los problemas de drenaje se han realizado unas zanjas de gran profundidad para instalar unos tubos a ambos lados de las márgenes de la plataforma de la carretera. El objetivo de captar el agua profunda y trasladarla hasta las zonas de evacuación. Para facilitar la salida del agua se han creado unos pozos y unas estaciones de bombeo alimentadas por placas solares. Las obras han incluido también el refuerzo de firme y el balizamiento, señalización y pintado de las marcas viales. Se ha restituido la barrrera bionda en los pontones de los desagües de Colomina y Albelda.