La propuesta de ordenanzas fiscales para Huesca debería ser más social, apostar por la sostenibilidad y ser fruto de la participación ciudadana

Spread the love

CHA define la propuesta del de ordenanzas fiscales para 2020 como continuistas, cuando deberían ser más sociales y apostar por la sostenibilidad y ser fruto de la participación ciudadana, y es que es lamentable comprobar una vez más como el PSOE no realiza ningún esfuerzo en conseguir unas mejores ordenanzas ni en habilitar ningún cauce para que la ciudadanía participe en la confección de las mismas. 

Por ello ante la convocatoria de Comisión de Hacienda y Especial de Cuentas prevista para el lunes 7 de octubre al objeto conocer las propuestas alternativas, CHA-Uesca ha registrado 12 propuestas que “deberían de ser tenidas en cuenta porque se trata de reclamaciones históricas de la izquierda de la ciudad, basadas en la progresividad, la justicia social y la sostenibilidad ambiental, que el PSOE abandona en el cajón desde hace años”, ha explicado Sonia Alastruey, miembro del Consello Nazional de CHA y Vicesecretaria del Alto Aragón. 

Para CHA el criterio de progresividad, que siempre hemos reclamado, no debe presentarse como criterio para la emergencia social, apostamos porque la progresividad se aplique como concepto general, beneficiando a la gran mayoría de la ciudadanía oscense, es decir, cuanto más poder económico se tenga hay que aportar más.  

En cuanto al IBI, considerando que el alquiler de viviendas es una actividad económica proponemos bonificar un 50 % las viviendas acogidas a programas de alquiler social, y con el objeto de poder gravar con un recargo de hasta un 50 % las viviendas vacías pedimos que el Equipo de Gobierno desarrolle el reglamento necesario. 

Por otra parte es necesario que se contemplen medidas para favorecer la sostenibilidad medioambiental y en este línea proponemos que se reduzca el IBI a los edificios que ahorren energía, premiando de esta forma a quienes apuestan e invierten por la sostenibilidad, e incentivando a los propietarios que cuenten con certificado energético, bonificando con un 20 % a los inmuebles con calificación (A), un 16 % si es (B), el 12 % para (C), un 8 % para (D) y un 4 % para (E). 

Con el objetivo de apoyar al pequeño comercio proponemos gravar la implantación de grandes superficies comerciales incrementando la tasa un 50 % en la licencia de apertura para locales de más de 1.000 metros cuadrados y también gravando a los que tengan una valoración catastral superior o igual a 1 millón de euros. 

También incrementar a 3 el coeficiente para las actividades clasificadas como molestas, nocivas, insalubres o peligrosas, incluyendo las casas de apuestas por los riesgos que supone el juego y la ludopatía, estamos hablando de establecimientos incluidos en los epígrafes IAE 982, 982.5, 873 y 855. 

CHA propone también que se modifique la tasa por Recogida Domiciliaria de Basuras porque en nuestra opinión, el peor sistema es justamente el que se está aplicando en las viviendas en Uesca, consistente en una cuota fija por hogar. En este caso la tasa no solo no es marginalmente creciente, sino que aparte de regresiva es marginalmente decreciente, a más basura generada, menos pagas por kilogramo. También proponemos seguir incentivando el ahorro del agua bonificando a quienes hayan reducido su consumo un mínimo de un 10 %. 

Estas y otras alegaciones, hasta 12, legales y argumentadas deberían ser tenidas en cuenta por el Equipo de Gobierno.