Personas que conectan

Hay lugares que son el epicentro del pueblo. Y hay personas que son conectoras por naturaleza.

Nos encontramos con nuestros compañeros de CHA-María de Huerva en la plaza, más concretamente en la terraza del Chato, un lugar por el que pasan muchas cosas y también, mucha gente. Es el epicentro vital de María de Huerva. En medio de la calle peatonal que comunica el ayuntamiento y la iglesia conectando también con la biblioteca municipal, el Chato es un lugar de parada obligada. Una plaza en la que se suceden actividades, vermús, tardeos y fiestas varias, nos cuenta Silvia la dueña del bar que ya está preparando un vermú musical cuando se establezca el buen tiempo, cosa que parece que va a pasar en breve, pues hoy mismo ya apetece terraceo.

Mientras charramos, la gente pasa, saluda, preguntan, Octavio se levanta una y otra vez, una familia con niños se detiene, los niños y niñas juegan, hace un día primaveral y nuestros compañeros de CHA hacen gala de su bonhomía y simpatía y se nota una gran relación con mucha gente de María de Huerva. Los chunteros y chunteras de María son  conectoras naturales, con una energía muy potente como grupo. Nos juntamos con  Silvia Lozano, Alba García, Pedro Ibáñez (primer concejal de CHA en María), Raúl Lacueva (Coordinador del Ligallo de Lugar de CHA), Octavio Oliva (actual concejal de CHA  en María) en una charrada muy agradable compartiendo unas cervezas.

Estamos apenas a 10 kilómetros de La Muela, pero estamos “aislados” dice Octavio. Y continúa: la gente estaría muy a gusto recorriendo ese camino que nos conecta con un pueblo cercano. Para ir de un pueblo a otro hay una pista pero se corta y salvo que te la conozcas bien, en algún momento se pierde el itinerario. Soñamos con una pista bien señalizada que una los pueblos. Y nos consta que desde el consistorio de La Muela, Adrián, su alcalde, ha estado trabajando en ello con la anterior consejería de carreteras del Gobierno de Aragón, y estaría dispuesto a financiar el asfaltado del tramo que corresponde a La Muela. Y que el Ayuntamiento de María haga lo propio y se note que la vicepresidenta del Gobierno de Aragón, Mar Vaquero, es de aquí y se preocupa algo por su pueblo. Aunque se teme Octavio que tendrán que reivindicarlo en el ayuntamiento o en alguna actividad vecinal.

Y es que ya tienen experiencia reciente en la reivindicación, ya que están siendo activos en la plataforma junto a otros 41 centros escolares que solicitan la mejora de los comedores escolares para que tal como sucede en otros colegios se mejore el sistema del servicio de comidas y la comida se elabore en las propias instalaciones. Es la misma reivindicación que están haciendo otros colegios y se ha creado una plataforma en la que participan Plataforma por unos Comedores Escolares de Calidad. En especial preocupa la situación en el colegio Val de la Atalaya, por lo que Alba está participando activamente en las movilizaciones. El propio ayuntamiento está dispuesto a financiar las obras de la estructura para que el Gobierno de Aragón, a través del Servicio Provincial de Educación, financie la instalación de la cocina industrial que se necesita.

Son muchos los temas que comparten con preocupación los compañeros de CHA-María de Huerva:

–  La situación de saturación del Centro de Salud, que necesita más personal y una ampliación. No está claro si la ampliación en el solar contiguo es suficiente, por lo que María debería aspirar a tener un nuevo centro de salud de nueva construcción, ya que el existente se ha quedado obsoleto y pequeño. – La movilidad es un problema creciente. En María se echa de menos un servicio de autobús más eficiente, ya que el tren apenas hace paradas y no está concebido como un cercanías que sería lo que vertebraría realmente los municipios del Eje del Huerva. – La mejora del transporte escolar es urgente, dado que el alumnado que va a Zaragoza a cursar formación profesional necesita un mejor sistema de transporte, por ejemplo, al instituto Miguel Catalán. Además echan de menos enseñanzas de FP y de Régimen Especial en María y en el eje de la Ribera Baja del río Huerva.- A nivel patrimonial, la recuperación del Castillo de María podría ser una oportunidad para crear un Programa Experiencial de Empleo y Formación en el oficio de albañilería y poder acometer la rehabilitación. Aunque no creen que desde el gobierno se esté pensando en nada así.

– La Asociación Al-Marya es una entidad cultural que lleva tiempo trabajando en temas de recuperación de patrimonio y actividad sociocultural fomentando el conocimiento de la identidad aragonesa por lo que están por la labor de poder plantear en un fututo actividades relacionadas, por ejemplo, con el conocimiento del aragonés y la cultura aragonesa. La recuperación del Castillo también ha sido una de las propuestas que han planteado frecuentemente.

– Las inversiones que se están priorizando no concuerdan con las demandas sociales, ya que se va a invertir en temas que no son urgentes, como un edificio para la policía local desatendiendo por ejemplo la necesidad de instalaciones deportivas, para la infancia y la juventud o para la acción social. Por eso el desacuerdo con los presupuestos municipales es total. Prueba del desastre en la gestión ha sido que el ayuntamiento deberá devolver la subvención del PLUS de 2023, de 370.000 € destinados a la construcción de vestuarios del campo de fútbol y no se han ejecutado.

– Además la plantilla de policía está cubierta en menos del 50%, de 5 plazas solo hay ocupadas 2 y el jefe de policía se ha acogido a la segunda actividad, por lo que la plantilla deja mucho que desear. Es un servicio que se implantó en 2015 pero no es realmente necesario.

Este año se han priorizado la reparación de la carretera y el gasto corriente, por lo que no será muy impactante las mejoras en inversiones acometidas con cargo al PLUS.

-La vivienda también es una preocupación creciente ya que es muy difícil conseguir vivienda en el municipio. Se sospecha que quieren modificar el PGOU para crear nuevas zonas de construcción pero el precio no será asequible si no se interviene de alguna manera en el precio del suelo.

Nos despedimos cuando la tarde ya pardea, con ganas de volver de nuevo a este epicentro de María de Huerva, al bar del Chato, para conocer un poco más de la vida de este municipio que en -en palabras de nuestros compañeros y compañeras- lejos de ser un pueblo dormitorio de Zaragoza, tiene un espíritu dinámico y activo.

 

 

 



Ir al contenido