Plana de Uesca: CHA entregó anoche el “Premio a la Defensa de los derechos y libertades de Aragón”, al proyecto “Un cole, una ilusión” del colegio de Almudébar

Spread the love

Mañana se cumplirán 427 años de la decapitación del Justicia de Aragón, Juan de Lanuza “el mozo”, a manos del rey Felipe II por defender los derechos y libertades de Aragón. Por ello, anoche y como ya es tradicional, el Ligallo de Redolada de CHA-Plana de Uesca entregó un año más, el Premio a la Defensa de los Derechos y las libertades de Aragón. 

El premio, que consiste en una olivera, símbolo de perdurabilidad de este proyecto y vida en el territorio, fue entregado por el Secretario Territorial de CHA-Alto Aragón, Joaquín Palacín, y Sonia Alastruey, miembro del Consello Nazional de CHA, fue recogido por una representación de niños y niñas de CEIP Santos Samper de Almudébar, auténticos protagonistas y beneficiarios de este proyecto de transformación del patio del colegio. 

Y es que como se puso de manifiesto en la entrega del premio, se reconoce el mérito de un proyecto impulsado por la comunidad educativa, por ser pionero a la hora de buscar una educación pública de calidad e integral, buscando la felicidad de los niños y niñas, transformando el patio de recreo en un espacio natural, creativo, de juego, y aprendizaje. Juan Carlos Jiménez, presidente de CHA-Plana de Uesca recordó que “está científicamente demostrado que la emoción y la motivación juegan un papel fundamental en el proceso de aprendizaje, y que los diversos espacios naturales tienen múltiples beneficios, la mejora de la salud, del desarrollo cognitivo y motor, la autonomía, el fomento del respeto entre iguales…”. 

El programa de actos comenzó con la presentación del libro bilingüe (aragonés-castellano) “Aragón y su Historia”, a cargo de su autor, el historiador Miguel Martínez Tomey, que hizo las delicias de pequeños y mayores con las anécdotas sobre Aragón. 

Recordamos que en ediciones anteriores se ha reconocido a la Plataforma en Defensa de la Escuela Pública de Huesca, al pueblo de Artieda, a Azucena Lozano, a María Campo la “superabuela” de Santaliestra, la Residencia ASPANOA en Almúdébar, “Los 8 de Yesa”, el Consello d’a Fabla Aragonesa o la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos.