Salen a licitación las obras de la primera fase de La Merced

Spread the love

El departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, a través de Suelo y Vivienda de Aragón, publica hoy la licitación de las obras para la construcción de la primera fase del edificio de viviendas públicas destinadas al alquiler en el antiguo solar de La Merced, en Huesca.

La primera fase incluye todas las obras de urbanización, las primeras 27 viviendas, 90 plazas de aparcamiento y 88 trasteros. El presupuesto de licitación, más los gastos derivados, ascenderán a 6,9 millones de euros. El total de viviendas que se construirán con las tres fases es de 88. El consejero José Luis Soro ha señalado que “la inversión total, contando los gastos ejecutados y los que se realizarán para finalizar las próximas fases, se acercarán a los 20 millones de euros”. El plazo de ejecución de las obras de la primera fase se estima en 20 meses, las obras de urbanización deberán estar terminadas seis meses antes que la obra de las viviendas. La precisión es que las obras puedan iniciarse en febrero de 2022 y estén listas a finales de 2023.

José Luis Soro ha señalado que “este proyecto va a ser la punta de lanza de un proceso de creación de vivienda pública de alquiler que sirva para garantizar el derecho a la vivienda, que sirva para ofrecer vivienda en alquiler y que suponga dotarnos de vivienda pública para el futuro”.

Soro ha señalado que “hacía más de 10 años desde la última promoción de vivienda pública de la empresa Suelo y Vivienda de Aragón”. El consejero ha recordado que “la mejor forma de controlar los precios del alquiler es poner a disposición de la ciudadanía más viviendas públicas y ese va a ser nuestro empeño en los próximos meses”. Soro ha señalado que se cuenta con planes para la construcción de más viviendas para alquiler en Zaragoza y otros municipios de Aragón. También ha señalado que “se trabaja para que en los próximos años se construyan más edificios en Huesca” y ha recordado que “vamos a contar con unos fondos europeos que suponen una oportunidad para avanzar en este sentido”.

El consejero ha explicado que “en los últimos años hemos llevado a cabo rehabilitación de viviendas en Teruel y Alcañiz y estamos destinando fondos a los ayuntamientos para que pongan a punto las viviendas públicas de las que disponen, una fórmula ideal para hacer frente a la despoblación”. Soro ha señalado que “la clave para garantizar el derecho a la vivienda es entender que es eso, un derecho, y preservarla como bien público durante toda su vida útil”.

Respecto al edificio de La Merced, José Luis Soro ha destacado que se trata de una infraestructura que cumplirá con los estándares del PassivHaus garantizando de este modo el consumo energético casi nulo y todas las garantías de confortabilidad. Además, será un edificio totalmente accesible y se reservarán varias viviendas accesibles para personas con movilidad reducida. El consejero ha recordado que “permite que sean unas viviendas en las que los gastos corrientes sean muy bajos”.

El nuevo edificio en la Merced tendrá forma de C y se desarrollará en planta sótano; planta baja más dos o tres plantas alzadas, dependiendo de la ubicación; además de una planta ático. A las viviendas se accederá a través de siete escaleras y ascensores: una en el bloque de la esquina con la calle Merced y Padre Huesca, tres en la calle La Merced, tres en la calle San Lorenzo.

En el edificio se contará con un amplio patio interior para favorecer la entrada de luz y ventilación y varios patios más pequeños a los que vuelcan las cocinas de algunas de las escaleras. Además de las viviendas, el edificio contará con un local de comunidad para el uso común, destinado a gimnasio por ejemplo, así como espacios libres de uso comunitario en la planta baja, zonas ajardinadas y con juegos infantiles.

Habrá diferente tipología de viviendas para atender las distintas necesidades de manera que 9 serán de un dormitorio, 34 de dos dormitorios, 42 de tres dormitorios y 3 de cuatro dormitorios. Estéticamente se ha pensado en un edificio que no rompa en exceso con las características propias del conjunto del casco urbano en el que está ubicado.