Soro destaca el interés turístico de las rutas culturales como elemento vertebrador del territorio

Spread the love
El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, junto a la directora general de Turismo, Marisa Romero, han participado en el acto de inauguración del Congreso Internacional sobre Rutas Culturales en una Sociedad Creativa e Innovadora que se está desarrollando en Jaca y que ha sido organizada, principalmente, por la Universidad de Zaragoza. 
ICCTOUR 2015 es una cita internacional en la que participan más de un centenar de expertos para impulsar, mejorar y dar contenido científico a las rutas culturales y que se centra, en especial, en la del Santo Grial. 
José Luis Soro ha destacado la importancia de estas rutas culturales dentro de la oferta turística aragonesa “porque ayudan a la vertebración del territorio y a la dinamización económica, sirven para poner en valor nuestro patrimonio cultural y natural y para generar empleo”. 
Ha explicado la importancia de este evento que supone que, a la hora de ofrecer un producto turístico, contemos con un fundamento científico de fondo que sirva para consolidar la ruta del Camino del Santo Grial. En este sentido, ha señalado que “la calidad es un elemento diferenciador por el que apostamos en Aragón, consideramos que es nuestra señal de identidad a la hora de dirigirnos a los turistas”. 
Además, ha añadido que “contamos con variedad aprovechando el patrimonio natural y cultural y tenemos que ser capaces de crear sinergias para ser un destino de experiencias”. Se ha referido también a la ciudad elegida para la celebración de este Congreso que “precisamente es cruce entre dos rutas culturales importantes, una hacia el Cantábrico y otra hacia el Mediterráneo” y ha recordado que “la buena sintonía que existe con el gobierno valenciano facilitará más si cabe la colaboración para el impulso de la ruta del Santo Grial”. 
La ruta del Santo Grial, en el tramo estatal, cuenta con un itinerario de 550 kilómetros entre el Real Monasterio de San Juan de la Peña y la Catedral de Valencia. Existen más de 30 municipios aragoneses implicados.